Uno de los artículos fundamentales en la vida de los seres humanos es la cama, por ser el lugar en donde se descansa todos los días, durante toda la vida. De su eficiencia dependerá nuestro descanso, así como la prevención de infinidad de enfermedades o lesiones musculares. Por lo general existe un amplio catálogo de colchones en las tiendas, por lo que es necesario conocer un poco los conceptos generales, así como las propias necesidades antes de comprar un colchón.


El primer factor que se recomienda se debe considerar, es la firmeza del colchón. Ningún ser humano tiene las mismas necesidades de descanso, por lo que se debe seleccionar el colchón que se adapte perfectamente a cada cuerpo, y es importante conocer los tipos de firmeza que tiene cada modelo. Para esto, el peso de cada persona es importante, y sobre todo se debe probar con calma cada modelo de colchón, antes de tomar una decisión.


Si tu peso es mucho, se recomienda que uses un colchón firme, por el contrario, si pesas poco, la firmeza del colchón debe ser mucho menor. Si tienes un sueño agitado y sueles moverte mucho, se recomienda usar un colchón más duro que te permita girar fácilmente. Los colchones de viscoelástico o de látex mantienen mejor el calor, y son convenientes para las personas friolentas. Por otro lado, los colchones con sistema de muelles permiten más ventilación y suelen ser mucho más frescos.


Si quieres saber más de este tema, envíanos un correo electrónico: hometbmueblerias@hotmail.com